CAMBIOS EN LA LCTTM

La Ley 15/2009 de Contrato de Transporte Terrestre de Mercancías, en adelante LCTTM, que no ha sido modificada desde su promulgación en el año 2009, ha experimentado su primera modificación en este mes de marzo mediante Real Decreto Ley 3/2022 de 1 de marzo, norma que hay que aclarar, es previa al conflicto con los transportistas.

En concreto las modificaciones ha afectado a los artículos 20, 22 y 38, siendo la que afecta al último de ellos quizás la mas novedosa.

  1. Sujetos obligados a realizar la carga y descarga,

Encontramos su regulación en el art 20 LCTTM. Observamos que los sujetos obligados continúan siendo los mismos, el cargador y el destinatario, si bien portador sigue teniendo la posibilidad de asumir las operaciones de carga y descarga. Esto será así siempre que la masa máxima autorizada no supere las 7,5 toneladas dado que de superarla la DA decimotercera de la LOTT prohíbe al porteador intervenir en dichas operaciones. En este artículo, se introduce una novedad, la obligación de pactar una contraprestación separada al precio del porte que debe reflejarse en la factura del porteador si él se encarga de estas operaciones.

En cuanto a las operaciones de estiba y desestiba, es cuestionable si deben de reflejarse también por separado en la factura. Desde luego su ubicación en el precepto invita a pensar que no es necesario, dado que sitúa dicha cuestión en el párrafo tercero siendo antes presentada en el mismo párrafo que la obligación de carga y descarga, esto nos hace concluir que estas operaciones, propias del porteador, no deben desglosarse en un apartado separado de la factura. Esta consideración se refuerza cuando analizamos que estas operaciones, por lo general, son realizadas por el porteador con la finalidad de asegurar correctamente la mercancía y la integridad y estabilidad del vehículo.

  1. Indemnización por paralizaciones

La espera mínima antes de poder exigir una indemnización pasa de ser dos horas a una hora. La cuantía de la indemnización sigue siendo la misma, el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples/día multiplicado por 2 por cada hora, sin contar la primera y con un límite de 10 horas diarias, limite que también se recogía en la legislación anterior.

  1. Modificación del precio por alteraciones en el carburante:

Para ponernos en situación, este artículo permite y permitía una modificación de un elemento sustancial del contrato, como es el precio, por una causa muy concreta, que es la variación del precio del combustible desde la firma del contrato hasta el transporte efectivo en un 5% –o menos si se acuerda entre las partes–.

El cambio fundamental introducido es que no se acepta un pacto en contrario, declarando cualquier acuerdo contrario a esta regla nulo. Por otro lado, se fija como mínimo el 5% para aplicar la revisión de precios, limite que antes no existía. También se incluye la obligación de presentar en la factura el incremento del precio desglosado.

En definitiva, pocas modificaciones, fundamentalmente dirigidas a proteger al porteador, pero necesarias de conocer.